martes, 31 de enero de 2012

CAMINA SIEMPRE ADELANTE.

Cuando entras en el camino de la evolucion personal, el camino de la luz ya no quieres volver atrás y muchas cosas que antes te importaban ahora te dejan de importar.
Ves todo con otros ojos, con los ojos de un alma milenaria y sabia que ahora eres tu.
Estas conectado a todo lo que es pero desde otra dimensión existencial que es espiritual y esa comunión con la vida te devuelve la fe y la esperanza que antes no tenias presente en tu vida con tanta certeza.
Sabes que no puedes volver atrás, que hay creencias que ya no te pertenecen y sobre todo sabes que estas en el camino del amor y la verdad.

martes, 24 de enero de 2012

La Serenidad del Ser

En estos tiempos de tantos ruidos externos, donde el afuera lucha por permanecer en nuestra atención, la serenidad nos transporta a un oasis interior donde todo es mas luminoso y brillante.
En el interior de cada ser radica ese lugar que nos provee de todo y que nos permite ser nosotros mismos en todas las dimensiones existenciales.
La serenidad nos acerca a virtudes como saber apreciar todo en su real dimensión y descubrirnos como seres espirituales en un cuerpo físico.
Aquietate en la calma de tu ser y observa como todo pasa y como eres eterno en el devenir de los tiempos y sabe que tu Maestro interior está contigo y que te acompaña desde siempre en el camino de tu evolución hacia la plenitud del Ser.

miércoles, 11 de enero de 2012

Con los Ojos del Alma.

Las situaciones que tenemos que afrontar a diario nos ponen a prueba continuamente y vamos aprendiendo a discurrir entre luces y sombras.
Pero a veces mirar las cosas desde otro ángulo hace posible encontrar soluciones que antes no veíamos porque las mirábamos desde nuestra forma antigua de pensar y sentir arraigada en lo profundo de nuestro interior.
Ahora,  liberados de esos preceptos del viejo paradigma,  vemos la nueva energía con los ojos del alma y todo discurre a nuestro alrededor con la serenidad que acompaña a la creación.
Con naturalidad y sencillez la vida se desarrolla y vamos acompasando nuestro andar con la nueva energía que sostiene nuestra nueva forma de pensar, sentir y actuar y entonces vemos con los ojos del alma y nos damos cuenta que nunca estamos solos y que si confiamos, el Universo sabe siempre que es lo mejor para nosotros.