domingo, 24 de diciembre de 2017

Espiritu de Navidad

En esta época del año vemos como todo se transforma a nuestro alrededor y las personas son portadoras de una energía renovadora de sueños y augurios de realizaciones.
Todos están más alegres porque esperan vivir con sus familias o amigos momentos tan especiales que renuevan sueños de amor y prosperidad.
Se prodiga generosidad y bondad por todos partes, se dan regalos recíprocos entre seres queridos y los niños esperan los regalos de Papa Noel, Santa Clauss o San Nicolás, de acuerdo al lugar donde se los reverencie.
Es un tiempo donde abundan sentimientos hermosos hacia el prójimo y sobre todo hacia nosotros mismos, nos perdonamos todo.
Tratamos de estar unidos y dejamos de lado sentimientos mezquinos e hipócritas que puedan interferirnos. Tan es así que se producen reconciliaciones, acercamientos con aquellos que estaban alejados y tenemos una especial predisposición a compartir con todos ese júbilo.
La Navidad recuerda el nacimiento de Jesús quien marcó en la historia el antes y el después de Cristo. El nacimiento del maestro tan esperado por algunos.

Y nosotros, en este tiempo que aprendimos de lo que nos contaron de él, que seguimos esperando para amarnos los unos a los otros?