miércoles, 11 de enero de 2012

Con los Ojos del Alma.

Las situaciones que tenemos que afrontar a diario nos ponen a prueba continuamente y vamos aprendiendo a discurrir entre luces y sombras.
Pero a veces mirar las cosas desde otro ángulo hace posible encontrar soluciones que antes no veíamos porque las mirábamos desde nuestra forma antigua de pensar y sentir arraigada en lo profundo de nuestro interior.
Ahora,  liberados de esos preceptos del viejo paradigma,  vemos la nueva energía con los ojos del alma y todo discurre a nuestro alrededor con la serenidad que acompaña a la creación.
Con naturalidad y sencillez la vida se desarrolla y vamos acompasando nuestro andar con la nueva energía que sostiene nuestra nueva forma de pensar, sentir y actuar y entonces vemos con los ojos del alma y nos damos cuenta que nunca estamos solos y que si confiamos, el Universo sabe siempre que es lo mejor para nosotros.