jueves, 24 de enero de 2013

Como Atraer el Éxito y Sostenerlo.



Si crees que algo convincente es verdadero lo estás afirmando intelectualmente, es decir tu mente cree que lo debes de creer.  Es diferente que sientas algo como verdadero, allí hay una energía extra que es el sentimiento (emoción) positivo de que la creencia es real.

Para creer verdaderamente tienes que sentir el convencimiento de que es verdad, de lo contrario puedes hablar pero no sentir. Por eso hay una gran diferencia entre lo que realmente crees y lo que crees que debes de creer, pero lo más importante es que tu manifiestas en tu vida aquello en lo que realmente crees (pensamiento más sentimiento), todo lo demás nunca llegará  a manifestarse en el plano físico porque son sólo pensamientos carentes de realización (convicción).

         Recuerda  que no eres tu mente ni tus pensamientos, tu eres más que tu mente, eres un ser multidimensional que desde  un plano de tu existencia desea manifestar lo que quiere para su vida.

Si algún día empiezas a creer en algo diferente a lo que creías, empiezas a manifestarlo, porque tienes la convicción de sentir lo que crees. No basta decir que todo va a estar bien si no crees,  debes sentir el poder de realización personal y manifestarlo en tu vida.

 Ese Poder Superior está en todas las cosas, es infinito, eterno e inmutable. El hombre es una extensión de la conciencia omnisapiente de ese poder  que está íntimamente relacionada con la existencia e inmanencia de Dios.

La mente humana tiene fuerzas latentes que están dormidas y que sólo esperan despertar, por eso mantener una actitud mental esperanzada puede atraer lo similar de los demás y fortalecer nuestras creencias.

Para cultivar la actitud mental positiva hay que tener los mejores pensamientos porque nuestro futuro será lo que mentalmente imaginamos hoy.
El despertar espiritual nos lleva a observar nuestros pensamientos, tratar de comprender y aprender a utilizarlos para mejorar nuestra vida. Con una imaginación poderosa se puede dar forma concreta a cualquier deseo por difícil que sea. Quienes  lograron  el éxito estaban enfocados en sostener pensamientos positivos a pesar de las vicisitudes que tuvieron que atravesar para llegar a donde ahora están.
          Los exitosos saben qué quieren  lograr en la vida.

El poder de la mente, o  Poder de Realización Personal llega sólo por la convicción, por la creencia y por la fe que lo hace efectivo. Resulta evidente que la  relajación, imaginación o visualización son los principales factores para el desarrollo de las fuerzas magnéticas de la mente inconciente. La mente actúa como resultado de las imágenes que le proporcionamos para ver las cosas deseadas con los ojos de la imaginación, proyectando en el inconciente objetos y situaciones que se desean ver materializadas en nuestro mundo.           Todo lo que nos muestra el Universo es un espejo donde nos reflejamos, son las imágenes de nosotros mismos proyectadas en los demás.

       ¡Qué importante sería pensar sólo en aquellas imágenes positivas de todo y de todos que manifiesten amor, abundancia de bienes y perfección!     

Tenemos que creer y entender que lo que vemos manifestado afuera es lo que nosotros pensamos en nuestro interior.

¿Cómo es este proceso? Si tenemos pensamientos de muerte y destrucción, se manifestarán en nuestro mundo exterior. El Universo es mental, por lo tanto la creación de un  pensamiento tarde o temprano llegará manifestada a nosotros, sus creadores. Tenemos que llegar a conocernos de tal forma que cuando estemos proyectando al mundo exterior tales pensamientos inmediatamente seamos concientes del acto de emitirlos y cambiemos la forma o imagen por otra que manifieste lo contrario.

Esa es la forma  de liberarnos de la ignorancia y la discordia y de tantos años de pensar todo lo contrario a lo que queremos ver manifestado en nuestro mundo.

La llave de la libertad es el buen pensar, porque un solo pensamiento positivo que enviemos al Universo se verá multiplicado por la energía similar de miles y miles de seres que sintonizan la misma frecuencia.

           Recuerda, lo similar atrae a lo similar, piensa bien y atraerás el bien en tu vida y en tu mundo.
Conocer estas formas de sintonizar y calificar los pensamientos nos da el poder para lograr los cambios tan esperados en nuestras vidas y el logro de nuestras realizaciones personales, así como el desarrollo pleno de todo nuestro potencial para lograr ser maravillosos en todo nuestro esplendor. 
 FUENTE: El Milagro del Éxito. Autora: Elida Bentancor.