miércoles, 23 de julio de 2014

EL BOSQUE DE CEDROS

El Maestro tuvo  la noticia de que un bosque cercano había sido devastado por el fuego, por lo que movilizó inmediatamente a sus discípulos y les dijo:
Debemos replantar los cedros.
¿Los cedros?  exclamó incrédulo uno de los  discípulos. Otro de ellos exclamó también asombrado:
!Pero si tardan dos mil años en crecer...! 
Entonces el Maestro muy confiado les dijo:  "tenemos que comenzar de inmediato",  y encaminándose  al bosque, les indicó:
"No hay ni un minuto que perder."


AUTOR: ANONIMO