lunes, 31 de marzo de 2014

COMO UN AGUILA

Entre las aves, el águila es la que vive mas tiempo, cerca de setenta años años.
Pero para alcanzar esta edad, ella debe tomar una difícil decisión; nacer de nuevo.
A los cuarenta años sus uñas se encogen y se ablandan, dificultándole agarrar las presas de las cuales se alimenta. El pico alargado y puntiagudo, se encorva. Las alas envejecidas y pesadas, se le doblan sobre el pecho, impidiéndole emprender vuelos ágiles y veloces.
Le quedan al águila dos alternativas:
Morir o pasar por una dura prueba a lo largo de ciento cincuenta  días. esta prueba consiste en volar a la cumbre de una montaña y buscar abrigo en un nicho cavado en la peña. Alli golpea el pico viejo contra la peña hasta quebrarlo. Y espera hasta que le crezca el nuevo y pueda con el arrancarse las uñas. Cuando despuntan las uñas nuevas, el águila extirpa las plumas viejas y despues de cinco meses, crecidas las plumas nuevas, arranca a volar de nuevo, decidida a vivir otros treinta años.
A lo largo de la existencia, la posibilidad de sobrevivir depende muchas veces de imitar el ejemplo del águila.
 El que se entrega, abatido, al peso del sufrimiento y de las dificultades, tiende a abreviar sus dias.

FUENTE: ANÓNIMO