lunes, 20 de octubre de 2014

NADA ME PUEDE DAÑAR

En la jerga de Internet, un troll o trol describe a una persona que publica mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema en una comunidad en línea, como un foro de discusiónsala de chat o blog, con la principal intención de molestar o provocar una respuesta emocional en los usuarios y lectores, con fines diversos y de diversión o, de otra manera, alterar la conversación normal en un tema de discusión, logrando que los mismos usuarios se enfaden y se enfrenten entre sí.
 El trol puede crear mensajes con diferente tipo de contenido como groserías, ofensas, mentiras difíciles de detectar, con la intención de confundir y ocasionar sentimientos encontrados en los demás.
Aunque originalmente el término sólo se refería a la práctica en sí y no a la persona, un desplazamiento metonímico posterior ha hecho que también se aplique a las personas que presuntamente incurren en ese tipo de prácticas.
Su origen etimológico más probable evoca la idea de «morder el anzuelo» o «morder el anzuelo mucho más» (trol es un tipo de pesca en inglés).
Mientras la palabra trol y su verbo asociado trolear están asociados con una discusión en Internet, la atención de los medios de comunicación en los años recientes la han relacionado con un adjetivo y la usan para etiquetar acciones intencionalmente provocativas y acosos fuera de un contexto en línea. Por ejemplo, los medios de comunicación han usado trol para describir a «una persona que daña los sitios de elogio en Internet con el ánimo de causar dolor en las personas.»
Quería compartirles  la Reflexion ut supra  que es publica y notoria en Wiquipedia, porque hay personas que entran a Sitios prestigiosos o envían mensajes o ponen NO ME GUSTA en VIDEOS  y PROGRAMAS DE RADIO de personas  que con ahÍnco y amor los crean para el benesplácito de amigos y seguidores, estos seres “oscuros y densos"  nosotros de alguna forma le dimos entidad  en nuestras vidas, estos seres quieren ser "NOSOTROS"  y si observan con atención verán que usan  nuestras imágenes, creaciones, escritos,  videos, etc. de forma compulsiva y si alguna vez nos comparten algo, luego se creen con derechos a ser retribuídos  o  halagados  de alguna forma, olvidando que la "espiritualidad" dista mucho de esas conductas de   "toma y daca" ya que “cuando doy ni tengo que recordar a quien” y el Universo se encarga de enviarnos, personas, cosas, oportunidades para que por ley de atracción y del bumerang  recibamos  lo que dimos  multiplicado.
Todo lo creado, regresa  a su creador multiplicado.
Es así amigos lectores, esta gente  que anda  por ahí pululando, casi siempre se esconden  detrás de un CARACOL,  de una PUESTA DE SOL, de unas FLORES o simplemente de alguna figura o forma IRRELEVANTE, que no es real es solo un perfil más que no dice nada. Distinto de los amigos  que se identifican con NOMBRES Y APELLIDOS, FECHAS DE CUMPLEAÑOS, fotos de sus ciudades y países  y muchas  cosas  más, ellos están lejos de la mentira, envidia, competencia desleal que generan estos seres  con sus  pasajes por redes sociales y sitios que los albergan en su larga y tenebrosa  trayectoria  que encubre fines más que  espúreos.
No les teman, no les den entidad, sigan su camino, a pesar de difamaciones, “no me gusta” en sus creaciones solo  para descorazonarlos y hacerles creer que no valen nada.
A pesar de ellos,  sigue  adelante porque la energía creadora, fuerza divina, Ser Superior o como le quieras llamar a tu Creador o Divinidad  en ti sabe  lo que está  pasando y tarde o temprano, en su justo tiempo toma  cuenta del mal, ajusta programas  y  genera los cambios y cada uno  tendrá que hacerse   cargo de su  accionar  aquí en  la  tierra.
NO DAÑES A OTRO, NI CON LO MÁS MÍNIMO, PORQUE  TE DAÑAS  A TI MISMO.