viernes, 13 de agosto de 2010

Jugando a las Escondidas


Muchas veces ante cualquier dificultad que tenemos que afrontar en la vida salimos raudamente a escondernos de los problemas, queremos ser invisibles, pasamos tanto tiempo en nuestro "escondite" que estamos ausentes todo el tiempo.

Cuando niños jugábamos a las "escondidas" y los que ganaban el juego porque no eran descubiertos salían de los escondites cuando les convenía y se salvaban solos. Otras veces eran descubiertos pero corrían mas rápido y lograban también salvarse.
Como adultos vemos que las personas de cierta forma no asumen sus compromisos y se esconden todo el tiempo, de los acreedores porque tienen deudas, de las dificultades porque no pueden resolverlas, de la justicia porque no quieren ser juzgados, o condenados, de las carencias económicas: "si no tenes plata te escondes" y del mundo mismo, "miedo a salir de sus casas, ataques de pánico", etc. Otras esonden su cabeza como el avestruz y no la levantan para superar sus miedos.
¿Quien los encuentra, quien los salva ?
Cuantas veces escondemos la mirada para que no vean nuestros verdaderos sentimientos y escondemos lo peor de nosotros mismos para que no descubran realmente quienes somos.
A veces escondemos la verdad de las cosas, "porque a mucha gente no le gusta que le expliquen clarito, clarito", porque no quieren ver, o quieren seguir en penumbras y en la ignorancia.
Pero hay un tiempo en que ya no somos los mismos porque hemos perdido la alegría de vivir y no nos divertimos como los niños y es ahí que debemos recuperar nuestro lugar en el mundo, salir del escondite autoimmpuesto y salvarnos porque siempre podemos hacerlo.
"Punto y coma....el que no está se embroma.... Punto y raya el que está se calla...... ¿que están haciendo ? ...Jugando a las Escondidas."