domingo, 15 de mayo de 2011

Vivir en Plenitud.

Nuestros pensamientos y sentimientos crean un campo energético en nosotros que estará determinado por la energía
positiva o negativa que emitimos
Calificamos la
energía por los juicios de valor que efectuamos de algo o de alguien, como ser, bueno o malo, así como las criticas y comentarios.
Todo pensamiento y su
expresión crea una calificación de la energía pura que nace del contacto con nuestra Divinidad.
Cuando aprendemos a
focalizar la atención conciente en nuestros pensamientos, es decir, cuando nos observamos, percibimos que podemos cambiar la energía concientemente.
Si estamos preocupados, enojados, tristes o temerosos, nuestro sistema
energético esta polarizado en la negatividad y por lo tanto se va a ver reflejado en nuestro estado de animo.
Si observamos el cuerpo tendremos mensajes claros como tensiones, contracturas, dolores,
stres, es decir podemos saber como está nuestro estado mental y físico.
La
energía que emitimos a través de nuestros pensamientos la recibiremos multiplicada.
Si queremos tener una vida en plenitud, debemos aprender a pensar y expresarnos correctamente, porque la mente obedece a los impulsos que elegimos manifestar.
Podemos cambiar un estado de animo adverso, al observar la belleza de la naturaleza, escuchar una hermosa
melodía, dar un paseo o hacer una actividad que nos de placer.
Creamos las
condicciones para vivir plenamente cuando somos concientes que nuestros pensamientos manifiestan nuestra realidad actual.